Irigoyen acerca Esopo al mundo infantil con sus "Fábulas de Grecia"