Irina Shayk aparca la moda por el cine