James Cameron critica las sagas y dice que "cada vez son más ridículas"