Joaquín Torres-García tiene una sala en el Museo Nacional de Arte de Cataluña