Jordi Savall subraya que "es vergonzoso ver la poca capacidad de reacción de la UE en Oriente"