Luis Tosar ironiza con la corrupción política que rodea al filme ‘Cien años de perdón’