La última moda juvenil, colocarse con un líquido desinfectante para las manos