Justin Bieber y su gamberrada con los huevos: ¿A la cárcel o la deportación?