Ken Follet estampa su firma más de 2.000 veces