Kendrick Lamar y Taylor Swift, se coronan como reyes de los Grammy