La que se avecina, entre bambalinas