Lindsay Lohan admite ser una adicta e intenta “callarse y escuchar”