Kim Longinotto recibe el premio del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián