Luis del Olmo, arruinado por una estafa