El MNAC incorpora a sus colecciones permanentes dos nuevos retablos del Gótico