Macy Gray le dedica una canción de amor a su consolador