Madonna, víctima del paso del tiempo