Marilyn Monroe, Gable y Clift, la soledad de tres estrellas en un rodaje