La imagen de Marilyn Monroe cambia de manos para impulsar sus ingresos