Méndez de Vigo afirma que los toros no corren peligro porque son una "tradición arraigada en España"