La Menorca arqueológica quiere ser Patrimonio de la Humanidad