El Michael Jackson español, rey en París