Miró, Duchamp y Giacometti se miden con las obras maestras de Rodin en París