Montaldo afirma que el cine debe ser "polémico" y "divertido", nunca "reverente" con el Estado