Así sería la famosa perfecta