El Museo Nacional de Escultura hace historia de su sede, el Colegio San Gregorio