El director del Museo Reina Sofía atribuye el aumento de visitas a la gestión y la programación