El Museo Reina Sofía celebra veinte años con su futura ley como regalo