La música clásica, una asignatura pendiente para los más pequeños