Neil Young, altas dosis de emotividad en su concierto de Rock in Rio