Obras de lutieres italoestadounidenses protagonizan una exposición en Nueva York