Ospina se pone en piel mestiza para ilustrar la conquista sin maniqueismo