Palestina con color a Schnabel y Murakami con olor a papaya verde en la Mostra