Los toros de Victoriano del Río animan un sexto encierro sin embestir