Dos actores cubanos se fugan de la isla, como en su película