Plácido Domingo vence a los virus y lo borda de nuevo en Madrid