Planeta cree que el libro electrónico estará implantado en España en 20 años