Primera exposición en Hong Kong de trabajos recientes de Miquel Barceló