El Pulitzer Simic dice que la poesía no cambiará porque es lo más primitivo del ser humano