El historiador Rafael Rojas dice que hay una sensación de agotamiento ideológico en América Latina