Raquel del Rosario, feliz y enamorada