Una exposición de Rébecca Dautremer recoge 25 ilustraciones infantiles atractivas para los adultos