Los rayos X descubren una nueva obra de Rembrandt