Rihanna, sexy y escotada para Vogue