Camiseta por delante, vestido de gala por detrás: La nueva moda de Rihanna