Roban un representativo óleo colonial de un templo católico de Bogotá