El roscón de Reyes esconde 4000 euros