Rossellini, la luciérnaga sexy, regresa a la Berlinale al frente del jurado