El fútbol femenino explota en San Mamés con una entrada récord de aficionados