Selena Gómez y Justin Bieber, desnudos y en bronce